jueves, 31 de diciembre de 2015

Navidades en Escocia parte II: Edimburgo

¡Hola a tod@s!

Aquí va la segunda parte de mi viaje a Escocia.


EDIMBURGO


27 de diciembre

Ayer nos quedamos en que íbamos a coger un autocar, bueno pues eso, tardamos una hora y media o así en llegar a Edimburgo y después fuimos andando hasta el hostal. Pensábamos pillar un autobús pero lo miré y era más rentable ir andando porque la parada estaba un poco lejos. Al final hicimos bien porque a pesar de que con todas las cuestas era un poco duro subir la maleta, nos sirvió para ver la ciudad en todo su esplendor. Estaba tooodo lleno de luces de navidad, había decoraciones por todas partes. 

  video

Nos enamoró desde el primer momento. Eso que veis son los Princess Street Gardens y eso era un mini-WinterWonderland. Os asguro que hasta los puestecillos eran iguales y vendían las mismas cosas que en Londres. Está situado en la parte de la New Town y nuestro hostal estaba en la Old Town así que tuvimos que subir una cuesta interminable para luego volver a bajar, pero como ya os he dicho, mereció la pena. 

Cuando llegamos al hostal descubrimos que la chica de la recepción era española. Nos extrañó porque en Glasgow solo nos encontramos con dos españolas en todo el viaje. En la habitación, que no se si os he dicho que era para 12 personas, había un chico que también hablaba español. Encontramos dos camas libres, dos camas pero en literas separadas. No tengo ninguna foto de la habitación pero os aseguro que era genial. Esta es mi segunda vez en un hostal, no soy una experta pero os aseguro que era un millón de veces mejor que el de Dublín. Las camas eran cómodas, tenían un nórdico calentito pero la propia habitación estaba muy bien caldeada, no hacía nada de frio. Había taquillas, flexos  y también una pequeña balda con un cargador individuales para cada cama. Os dejo la web del hostal por si queréis ir. Yo os lo recomiendo al 100%. Pincha aquí

Después de dejar nuestras cosas nos fuimos a cenar y encontramos un Wetherspoon. Es una franquicia de pubs que están bastante bien de precio y tienen buena comida, están por todo UK. Después de tanto McDonald nos sentó bastante bien. 


Mi cenita rica

Como estábamos cansadas no hicimos mucho más y nos volvimos al hostal. No sabíamos si ducharnos por la mañana o en ese momento pero al entrar en la habitación nos decidimos. Eran casi las 11 y había bastante gente durmiendo o ya en sus camas y nos dio palo molestar. 


28 de diciembre
Lo bueno de no tener el desayuno incluido allí fue que pudimos levantarnos a la hora que quisimos y ducharnos tranquilamente. Eso sí, después de oír (mientras me hacía la remolona en la cama) a los que se habían levantado se me quitaron los reparos a la hora de hacer ruido. A ver, no estoy diciendo que no haya que tener cuidado pero aunque intentes molestar lo menos posible, si tienes que abrir la maleta, sacar bolsas, abrir cremalleras...se hace ruido. Los que estaban cansados seguían durmiendo sin enterarse, que les oía roncar (no muy fuerte menos mal) y los demás pues estábamos en la cama o se estaban levantando también. 

Desayunamos en la cafetería del hostal e hicimos un tour gratuito que ofrecían. El guía era español. Sí, otro más. Nos llevó a ver el cementerio de Greyfriars donde para nuestra sorpresa y alegría había varias cosas que tenían que ver con Harry Potter. Primero vimos esta tumba. 


Sí amigos, parece ser que de aquí sacó J.K. Rowling la inspiración para el nombre de su villano. 
Al parecer hay otra tumba de alguien llamado McGonagall pero no la vimos ni el guía lo mencionó, lo leí en Internet. Lo que sí nos dijo fue que el colegio que hay justo al lado pudo servir también de inspiración para Hogwarts. De hecho leímos en Internet que hacen partidos de Quidditch de vez en cuando. 


A la salida del cementerio estaba este pub. Se llama así en honor al perro que veis en la imagen. Al parecer su dueño murió y él se pasó 14 años "esperando" en la tumba de su dueño. Lo he puesto entre comillas porque no creo que el perro se pasara el día al lado de la tumba, de hecho vimos un cuento para niños que explicaba la historia y al parecer todo el mundo le conocía y le alimentaba. La historia está en Wikipedia si queréis leerla. 


¡Ah, casi se me olvida! Esto estaba de camino al cementerio. En serio, si sois fans de Harry Potter tenéis que ir a Edimburgo. Nosotras no teníamos ni idea de que fue allí donde Rowling se inspiró y empezó a escribir la historia. 



Después el tour continuó por algunos callejones contando anécdotas curiosas.




Después subimos a Calton Hill que es una colina desde la que se ve toda la ciudad, las afueras y el mar. Es bastante alucinante porque tiene varios monumentos y no sabes si estás en la Acrópolis de Atenas o sigues en Edimburgo. Las fotos no muestran ni la mitad de lo que es ya os lo advierto.





Luego volvimos a bajar a la Old Town y Carlota me dijo mira esto, ¿no te recuerda a algo?

Me dijo que le recordaba a la entrada de la cámara secreta y tiene razón, se parece bastante, solo que en tamaño XXXXXL. Nos contaron la historia pero no me enteré muy bien de los detalles así que he buscado y he encontrado un blog donde cuentan la historia, así que si queréis leerlo podéis pinchar aquí



Y aquí se acabó el tour, de vuelta a la calle del hostal. 



Así que nos fuimos a hacer turismo pero con tan mala suerte de que ese día era fiesta (¡otra vez!) y los museos y tal estaban cerrados por lo que fuimos a ver un sitio llamado Dean Village, que es una aldea situada a muy cerca del centro de la ciudad. Nosotras tardamos unos 15 minutos desde nuestra calle que como veis estaba al lado del castillo. 

 Fue como entrar en otro mundo. Hacía 5 minutos íbamos andando por una calle de la ciudad con tiendas, bares, tráfico, semáforos interminables... y al minuto siguiente parecía que estábamos en un pueblo situado a varios kilómetros de Edimburgo. Todas las calles eran de piedra, de casas bajas, se podía pasear por el río, y todo era  verde. Nos sorprendió mucho porque, aunque sabíamos que estaba cerca no pensábamos que estuviera TAN cerca. yo creía que dejaría de haber tantas casas pero no, está totalmente conectado con la ciudad. Es como un pequeño oasis al que los habitantes pueden ir a descansar de los ajetreos de la ciudad.



De vuelta a la ciudad seguimos con nuestro tour friki gracias a google y mirad lo que encontramos en la City Chambers


¡¡¡Las huellas de JK Rowling!!!
 Después nos fuimos hasta el otro lado de la ciudad para ver The Palace of Holyroodhouse que es el palacio oficial de la reina en Escocia. 


Y por último nos fuimos a tomar un café a The Elephant House, que es el lugar de nacimiento de Harry Potter (la novela, no el personaje) xD

Se nota mi cara de felicidad

Son unos cachondos
 Lo mejor de todo son los baños. Se me olvidó meter en el bolso mi boli permanente y no pude firmar ni escribir nada así que lo tengo pendiente para una futura visita a Edimburgo. 

Si viendo la puerta os parece alucinante os dejo un vídeo del interior.
ATENCIÓN SPOILERS: no veáis el vídeo en caso de que queráis ir a verlo, no os sorprendería tanto. 

video



Y nos fuimos de vuelta al hostal. Aquí os dejo algunas de las pegatinas molonas que hay por las paredes de los pasillos y las escaleras. 




Casi se me olvida que nos subimos un ratito al bar. Está genial, había gente jugando al billar, al twister, tomando algo e incluso tienen una wii. 

El bar del hostal


29 de diciembre
Nuestro último día en el hostal, en Edimburgo y en Escocia. Nos levantamos pronto porque teníamos que dejar el hostal antes de las 10 y nos vino bien para aprovechar el día.
Fuimos a comprar algo de comer al supermercado y después al castillo. Nos costó 16.90£ a cada una. Un poco caro para nuestro viaje low-cost pero no podíamos irnos sin verlo, de hecho fue lo único cultural que tuvimos tiempo de ver en Edimburgo. Además merece mucho la pena. 







Hizo un día estupendo, soleado y no muy frío pero en el castillo hacía mucho aire y nos estábamos congelando. Eso sí, abajo en la ciudad se estaba de lujo.

Después de verlo volvimos al hostal a recoger nuestras maletas y nos fuimos a la estación.

Esto lo vimos por la calle

Nuestro tren salía a las  16:52 cosa que nos extrañó porque ambas estábamos convencidas de que lo habíamos comprado para las 6 de la tarde así que eso nos quitó tiempo de visita pero bueno. Finalmente llegamos a Londres a las 22:30 o así. Fue un viaje laaaargo pero cómodo al fin al cabo, no me quiero imaginar hacer ese viaje en bus. 

Y para terminar os presento a mi nuevo amigo escocés. Lo encontré en el Castillo y no pude resistirme. 


Y ya me voy que mi prima acaba de llegar y me muero de hambre. 

Gracias por leerme. 




miércoles, 30 de diciembre de 2015

Navidades en Escocia parte I: Glasgow

¡Hola a tod@s!

¿Qué tal habéis pasado las navidades? Espero que hayan sido tan buenas como las mías. 

Ayer volví de Escocia y hoy me voy a tomar el día tranquilamente para actualizar el blog, lavar la ropa e ir al gimnasio porque mañana viene mi prima a pasar unos días y ya no voy a usar mucho el ordenador. 

No sé como contaros todo el viaje sin que sea muy pesado, y ya sabéis que yo me enrollo mucho así que preparaos.


El transporte
Creo que os conté que estuvimos mirando varias opciones: autocar, tren y avión. El autocar es la opción más barata para ir a Escocia, claro que hay que comprarlos con mucha antelación. La compañía Megabus saca billetes por 1£ pero sus precios se van incrementando según se acerca la fecha del viaje. En cuanto al avión los precios eran bastante parecidos a los del tren pero hay que tener en cuenta que los aeropuertos suelen estar a las afueras de las ciudades por lo que es necesario coger un autobús lo que al final hace que sea más caro.

 Nosotras nos decantamos por el tren porque las estaciones suelen estar en lugares céntricos a los que es fácil llegar, no hay que estar con mucha antelación (al contrario que los aeropuertos) y porque es más cómodo que viajar en autocar y el viaje es más corto. Compramos los viajes con la compañía Virgin y nos salieron más baratos porque tenemos la railcard juvenil. 

El billete de ida a Glasgow nos costó 40.25£ por persona.
El billete de vuelta desde Edimburgo nos costó 30.25£ por persona.


El alojamiento
Nuestra primera idea fue hacer couchsurfing ya que queríamos que nuestro viaje fuera lo más low-cost posible así que primero buscamos a gente que nos alojara y les mandamos mensajes privados. A los pocos días recibimos contestaciones de todos ellos pero todas negativas básicamente por las fechas. La mayoría iba a tener invitados o no iba a estar en la ciudad porque iba a visitar a la familia. Entonces creamos un viaje abierto que es un mensaje en el que pides que te alojen pero a toda la gente que vive allí. Como no estábamos seguras de tener suerte nos pusimos a buscar hostales y hoteles por si acaso. 

Al final tuvimos suerte, mucha suerte. Encontramos un hotel en Glasgow que estaba cerca del centro (de hecho íbamos siempre andando) por 50£ cada una las 3 noches con desayuno incluido. Era una ganga, de hecho cuando lo vimos nos quedamos en shock, parecía demasiado bueno para ser verdad y no sé si era por las fechas pero ese fue el precio. 

En Edimburgo nos alojamos en un hostal por 9£ la noche cada una. Empezamos a mirar hostales y vimos uno con muy buena pinta y muy bien de precio, luego otro que parecía incluso mejor y era más barato y por último encontramos este que ya era la repera. Lo que nos convenció fueron las fotos, el hecho de que es relativamente nuevo y los comentarios de la gente. 



GLASGOW

24 de diciembre
A las 16:30 cogimos el tren en Euston rumbo a Glasgow y llegamos a las 21:30.  Esta es la primera foto allí. 


Aunque se me ha olvidado decir que nuestro plan low-cost empezó en el tren con los bocadillos de tortilla que preparé. 



Cuando salimos de la estación buscamos una forma de llegar al hotel (bendito google maps) y fuimos a la parada del bus. Una señora muy maja nos dijo cuál era el nuestro. Ahí tuvimos nuestro primer contacto con el acento escocés. Solo voy a decir que es muy raro. Tienen un acento muy característico como con una melodía y a la vez suena...no sé como explicarlo. Pronuncian mucho las "erres" (más de lo normal para alguien que habla inglés) así que algunas palabras las pronuncian parecidas a como hacemos nosotros cuando no pronunciamos bien, no sé si me entendéis y si es así en general o no pero esa fue nuestra conclusión. 

Bueno, sigo con el viaje. El viaje en bus fue corto, unos 15 minutillos y la parada estaba en frente del hotel así que fue perfecto. Por cierto aquí dejo el enlace a la página web por si a alguien le interesa. Pincha aquí


Nuestra habitación


Después de hacer el check in y dejar las cosas en la habitación nos arreglamos un poco (ya que era nochebuena) y nos fuimos a buscar un pub para salir a tomar algo y a cenar también. Como era un poco tarde en los pubs ya no servían comidas así que acabamos cenando una hamburguesa en un sitio de estos que están abiertos hasta tarde y luego fuimos a un bar. No tuvimos que pagar y eso que había música en directo. El sitio estaba muy bien, no había mucha gente aunque algunos estaban bailando y se podía hablar sin tener que gritar. En seguida nos fuimos a dormir porque estábamos muy cansadas y había que madrugar para el desayuno. 

25 de diciembre (fun, fun, fun)

Como era Navidad y sabíamos que todo iba a estar cerrado queríamos tomárnoslo como un día de relax pero el desayuno era de 7 a 9 así que teníamos que madrugar sí o sí. Pero Carlota tuvo una idea genial: nos levantamos a las 7, bajamos a desayunar y nos subimos a seguir durmiendo. 


Cuando nos depertamos por segunda vez decidimos ir a visitar un parque cercano y la universidad ya que no hacía falta que estuviera abierta pero para nuestra sorpresa lo estaba, así que entramos al recinto. Tengo que decir que es alucinante y nos recordaba mucho a Hogwarts así que como buenas fans de Harry Potter estábamos muy felices. 








Y depués nos fuimos a buscar un sitio para comer, pero muchos sitios estaban cerrados así que no había mucho donde elegir. Al final encontramos un chino y comimos allí. 
Parte de nuestra comida de Navidad

5£ escocesas

Al terminar de comer nos fuimos a dar una vuelta con el centro, que todavía no lo habíamos visto. Estaba todo decorado y lleno de luces, además no había apenas gente en la calle y a pesar de que llovía pudimos verlo todo bien. 

George Square


¡¡Encontramos la TARDIS!! (solo los fans de
Doctor Who entenderán esto)



St Enoch Station (ahora reconvertido en una cafetería)
Al cabo de unas horas nos empezamos a aburrir porque al ser navidad no había absolutamente nada que hacer y llovía así que pusimos rumbo al hotel. Como habíamos comido bastante no nos apetecía cenar mucho ni tan pronto y pensamos en comprar algo y comerlo en el hotel pero no había nada abierto. Al final encontramos una tienda que vendía chocoltinas, patatas, y cosas varias y nos compramos unos noodles de esos a los que solo hay que echar agua hirviendo y unas galletas de chocolate, como teníamos una tetera en la habitación al menos podíamos comer algo caliente mientras veíamos una peli. 


26 de diciembre (Boxing Day)
Como el día anterior no habíamos hecho nada de turismo este era el día que íbamos a dedicar a ello. Así que después de desayunar salimos disparadas al museo de arte moderno. Cuando llegamos vimos que estaba cerrado cosa que era rara porque la ciudad estaba repleta de gente comprando. 
Aquí se celebra el Boxing Day que es cuando empiezan las rebajas y también cuando la gente descambia los regalos en los que Papá Noel no ha acertado. Al parecer los orígenes de la celebración se remontan a cuando los señores daban algún tipo de regalo a los sirvientes como agradecimiento por su trabajo durante el año.  
Vuelvo a la historia, total que decidimos ir a ver otra cosa que teníamos pensado pero...¡sorpresa!, también estaba cerrado. Ahí ya me mosqueé así que fuimos a la oficina de información y nos dijeron que al igual que el 25 ese día era fiesta y por tanto todos los museos, galerías y demás estaban cerrados. Total que otro día de turismo perdido. Al final la chica de la oficina nos dijo que podíamos ir a ver la catedral (por fuera) y la necrópolis, que además estaba en una colina desde la que se veía la ciudad. Estaba lloviendo y hacía frío pero no queríamos perder otro día por lo que nos armamos de valor y fuimos a verlo. 






Os dejo un vídeo que hice cuando estábamos por ahí. La verdad es que el sitio parecía el escenario perfecto para una peli de miedo. 
Vaya, he intentado subir el vídeo pero es muy grande y no me deja así que lo colgaré en youtube y os pondré el enlace. 
¡Por fiiiiin!




Después de este bonito y nada aterrador paseo volvimos al centro a comer (McDonald´s) y luego volvimos al hotel pero por una calle que nos recomendó ver la chica de la oficina de información turística. No tengo fotos de eso porque era una calle normal, tan normal de hecho que se parecía más a España que a Reino Unido. Lo que si os puedo enseñar es mi cena hiper-mega barata del tesco.

0.43p. La cena más barata de mi vida

27 de diciembre 
¡Por fin llegó el día de hacer turismo!

¡No era fiesta! 

¡Los museos y  galerías estaban abiertos!

¡Bieeeeeeen!

(aplausos, muuuuuuuchos aplausos)

Ese día nos preparamos la ruta que íbamos a seguir desde casa. Queríamos ir a ver varias cosas pero se nos echó el tiempo encima así que solo vimos dos. Primero fuimos a ver The People´s Palace and Winter Gardens. Es un museo situado en los jardines Glasgow Green donde tienen un montón de cosas históricas, todo relacionado con la ciudad y también hay un invernadero con diferentes tipos de plantas, árboles y flores. 

Esto fue lo que nos encontramos de camino

Graffitis al estilo Dalí

O Van Gogh 



A partir de aquí son los jardines y el museo.







Soy una burra sí, lo admito

Habla de España pero no llegamos a saber por qué, no había descripción.

Banana Boots!

Después fuimos al Gallery of Modern Art o ,como ponía por allí, GoMA para abreviar. Vale, es una tontuna pero me hizo gracia, soy así. 



Es arte moderno...no me preguntéis que significan. 

Y esto es una foto de mi tienda "favorita". La vi varias veces por allí y nunca la había visto antes. No he entrado en la tienda que conste, lo que me gusta es el nombre: un nombre corto, con gancho, que cuando lo leas te entren ganas de entrar a comprar, vamos, ¡puro marketing!

Fatface!!! 

¿En serio? ¿FATFACE? Osea, literalmente ¿CARAGORDA? Y de verdad tienen clientes...la gente está fatal. 


Ese día teníamos que viajar a Edimburgo así que nos fuimos a comer por el centro cerca de la estación de autobuses y....hasta aquí puedo leer. 

Llevo todo el día con la entrada, estoy cansada y sé que va a resultar muy pesada para vosotros si escribo también lo de Edimburgo así que voy a cortar aquí y mañana colgaré la segunda parte. 

¡Gracias por leerme si has llegado hasta aquí!

¡Nos vemos mañana!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...